Los coches eléctricos llegaron para quedarse, cada año se comercializan en el mundo millones de estos coches. Tan solo en España, se presume que en la próxima década más del 30 % de los coches en circulación sean eléctricos, esto debido a que existen regulaciones y leyes que procuran disminuir la circulación de coches que emiten gases contaminantes. Incluso, actualmente en la Unión Europea se han aprobado leyes para que a partir de 2030 quede totalmente prohibido la fabricación de coches que emitan gases contaminantes.

En tal sentido, Smart se ha perfilado como una de las marcas más atractivas para aquellos usuarios que buscan un coche con excelente relación precio-calidad. Estos coches eléctricos poseen una serie de beneficios que te sorprenderán, además, tienen un rendimiento excepcional que deja de lado el antiguo mito de poseer poca potencia y autonomía.

Motores fabricados en pro del medioambiente

Uno de los principales motivos que ha impulsado la fabricación de coches eléctricos es el cuidado del medioambiente. Los coches eléctricos baratos no emiten gases de efecto invernadero, ya que sus motores no hacen combustión, por tal motivo, no producen gases como el dióxido de carbono (CO₂), óxidos de nitrógeno (NOx) o material particulado (PM). Estos tipos de gases son nocivos para la salud de las personas, deterioran la calidad del aire y su acumulación en el medioambiente puede ocasionar alteraciones en las temperaturas y condiciones climáticas.

Pero eso no es todo, los motores de coches que funcionan con energía eléctrica no hacen ruidos molestos y pueden funcionar de forma discreta y silenciosa. Durante los viajes extensos, estos coches son cómodos, proporcionan un viaje silencioso y placentero.

La eficiencia y potencia de un coche eléctrico

Muchas personas tienen la falsa creencia de que los coches con motores eléctricos son menos eficientes que uno con motor de combustible. Esta es una concepción errada, ya que los motores eléctricos modernos están diseñados para tener un torque maravilloso, como también para tener una excelente potencia en pendientes y terrenos irregulares.

Los motores eléctricos pueden aprovechar de forma más eficiente la energía disponible. Los coches con motores tradicionales, al ser comparados con coches eléctricos, demuestran que requieren generar mucha más energía, en cada uno de sus cilindros, para poder conducir, por ejemplo, 100 metros, que un motor sin combustión en la misma distancia.

La independencia de combustibles fósiles

Desde principios del siglo XX, los combustibles fósiles han sido el principal elemento de comercialización en el mundo. Hoy en día, estos combustibles generan cada año una cantidad de gases de efecto invernadero que pueden alterar drásticamente el clima en diversas regiones. Además, son un tipo de energía no renovable y sus reservas se agotan de forma acelerada, por tal razón, sus costos también son elevados.

Con los coches con motores eléctricos, este problema se está reduciendo, ya que la energía eléctrica es renovable, se puede crear a partir de numerosas técnicas sostenibles.

Menos dinero en taller, especialistas mecánicos e impuestos

Los motores eléctricos poseen un número reducido de partes mecánicas. Su período de vida útil es extenso, incluso, muchos elementos y partes de recambio se pueden reemplazar con facilidad sin ayuda de un mecánico.

De igual forma, los países que desean promover el uso de coches eléctricos, además, de crear leyes que reduzcan el uso de motores de combustión, también generan una serie de incentivos para que los usuarios se decanten por los coches con motores eléctricos. Estas medidas incluyen desde exención de impuestos hasta créditos bancarios para su compra.

Como usuario tendrás tres beneficios claves

Ahorro de combustible: es evidente que las facturas de recargas eléctricas serán siempre mucho más económicas que las que se puedan generar al adquirir combustibles tradicionales.

Vehículo silencioso: el andar del Smart coche es placentero, prácticamente su ruido en nulo cuando conduces.

Rapidez para su recarga: dependiendo del tipo de recarga que utilices, podrás recargar tu coche al 100 % en períodos que van desde 60 minutos (CC) hasta 3 horas (CA). Actualmente, en los países donde se promueve la movilidad sostenible existen miles de centros de recarga eléctrica CC, siempre habrá uno cerca de ti.

 

Los coches Smart son ideales para aquellos conductores que desean un vehículo placentero, silencioso y que además contribuya con el cuidado del medioambiente.

Fuente consultada e imagen de cabecera: Smart