La Unión Europea publicó su Reglamento Delegado (2023/2772) en el Diario Oficial de la Unión Europea el 22 de diciembre de 2023. El Reglamento fija como fecha límite el 1 de enero de 2024 para que las empresas se adapten a estos estándares y fue el primer paquete de regulaciones europeas. Estándares de informes de sostenibilidad. NEIS tiene como objetivo crear un marco común para proporcionar información sobre sostenibilidad y otras cuestiones como los criterios ESG. Estos estándares son obligatorios para las empresas que deben informar según la Directiva Europea de Informes de Sostenibilidad Corporativa (CSRD).

El primer paquete NEIS publicado por la Comisión Europea tiene implicaciones de gran alcance para todas las empresas cuyos valores están autorizados a negociar en los mercados regulados de la UE. El objetivo final es promover la transparencia en el ámbito de la sostenibilidad organizacional y la toma de decisiones informadas en el entorno empresarial europeo. El Reglamento Delegado 2023/2772 de la Comisión Europea desarrolla 12 NEIS y consta de anexos que agrupan los dos primeros en estándares horizontales y 10 estándares directamente relacionados con aspectos ESG.

Las normas sobre la información de sostenibilidad ambiental en la Unión Europea

Los estándares transversales NEIS 1 «Requisitos generales» y NEIS 2: «Información general» se aplican a las cuestiones de sostenibilidad cubiertas por las normas temáticas y las normas sectoriales. La primera NEIS explica los conceptos básicos y establece los requisitos generales para la preparación y presentación de información sobre sostenibilidad. NEIS 2 establece los requisitos de divulgación que las empresas deben proporcionar con carácter general sobre todos los aspectos materiales de la sostenibilidad relacionados con las áreas de información de gestión, estrategia, gestión de incidentes, riesgos y oportunidades, métricas y objetivos.

Las normas europeas de presentación de informes de sostenibilidad abordan principalmente cuestiones ambientales, sociales y de gobernanza, en particular aquellas relacionadas con la crisis climática. Esto se refiere al NEIS E1, que exige que las empresas informen sobre sus acciones para mitigar y adaptarse al cambio climático, o al Estándar E2, que aborda específicamente los factores clave de la contaminación ambiental, como las emisiones de carbono o el uso de plástico. La tercera norma exige una mayor transparencia en cuanto al consumo de agua, la producción y el uso de los recursos marinos. Los estándares sostenibles cuarto y quinto abordan factores que afectan directamente la pérdida de biodiversidad, el estado de las especies, los ecosistemas y la economía circular.

Dentro de la regulación social, el conjunto NEIS enfatiza la importancia de informar sobre las condiciones laborales en las empresas para garantizar la igualdad de remuneración, trato y tiempo de trabajo, así como el diálogo social y la igualdad de oportunidades, y en particular aboga por ciertas condiciones que sean justas y equitativas.

Prioridad en los derechos de los trabajadores

El estándar final detalla asuntos gubernamentales donde la información proporcionada debe reflejar la cultura corporativa, la protección de los denunciantes, el bienestar animal o un compromiso para detectar y prevenir prácticas como la corrupción o el soborno.