La presidencia belga del Consejo de la Unión Europea avanza en la reducción de contaminación del aire. Los negociadores del Parlamento Europeo, alcanzaron un acuerdo provisional este martes con el objetivo de reducir la contaminación del aire en la Unión Europea y eliminarla completamente para el año 2050. Este compromiso, que aún debe ser formalmente adoptado por el Consejo y la Eurocámara, implica la implementación de estándares de calidad del aire más rigurosos, con índices comparables en todos los Estados miembros. Además, enfatiza el acceso a la justicia y el derecho a la indemnización para ciudadanos afectados por la contaminación atmosférica, la cual contribuye a aproximadamente 300,000 muertes prematuras anuales en la UE.

Una ley para impulsar la reducción de contaminación del aire

El objetivo principal de esta nueva ley es alinear los estándares de calidad del aire de la Unión Europea con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Se busca mejorar significativamente la calidad del aire, y abordar eficazmente la contaminación atmosférica y reducir los riesgos asociados con la salud. Así lo afirmó Alain Maron, ministro del Gobierno de la Región de Bruselas-Capital y responsable de cambio climático.

El eurodiputado español Javier López resalta que esta futura norma garantizará «un futuro más limpio y saludable para todos los europeos». La revisión de normas obsoletas, algunas de las cuales datan de entre 15 y 20 años, es esencial para lograr estos objetivos.

curso de memorias sostenibilidad ambiental en 2023

Las nuevas normas establecen límites y valores objetivo más estrictos para 2030 en comparación con las normas actuales. Esto incluye la reducción a más de la mitad de los valores límite anuales para los contaminantes más impactantes en la salud humana, como las partículas finas (PM2,5, PM10), NO2 (dióxido de nitrógeno) y SO2 (dióxido de azufre). Asimismo, se incorporarán más puntos de muestreo de la calidad del aire en las ciudades.

Es crucial destacar que estas normas se revisarán antes del 31 de diciembre de 2030 y, posteriormente, al menos cada cinco años, con mayor frecuencia si surgen nuevos hallazgos científicos. Aunque los Estados miembros pueden solicitar una extensión hasta diez años para el plazo de 2030 en condiciones específicas y estrictas.

Planes para la reducción de contaminación del aire en Europa

Además de los planes de calidad del aire, los Estados miembros deben crear hojas de ruta antes del 31 de diciembre de 2028, detallando medidas a corto y largo plazo para cumplir con los nuevos valores límite para 2030. Los índices de calidad del aire serán comparables y disponibles públicamente en toda la UE, proporcionando información detallada sobre los riesgos para la salud asociados con la contaminación del aire, especialmente para grupos vulnerables.

Este acuerdo también garantiza el acceso a la justicia para ciudadanos y organizaciones no gubernamentales. Se busca un impulso fuerte que recuerde al Protocolo de Kioto. En este caso, los ciudadanos podrán impugnar la implementación de la normativa en los Estados miembros y reclamar indemnización por daños a la salud causados por la violación de estas nuevas normas. Es un paso significativo hacia la mejora de la calidad del aire en la Unión Europea y una respuesta proactiva a la problemática de la contaminación atmosférica.

curso contaminación atmosférica online