La flota atunera espa帽ola agrupada en OPAGAC propone la sostenibilidad ambiental en la pesca como el camino para la supervivencia de las flotas responsables de at煤n tropical. Solicitan una postura firme y de acciones definitivas de Europa ante las pr谩cticas ilegales de otras flotas que faenan en los mismos caladeros.

En el V Congreso Nacional del At煤n Julio Mor贸n, director gerente de OPAGAC, afirm贸: 鈥淣i aportan esfuerzo alguno para asegurar la sostenibilidad ambiental, ni dudan en despreciar las m铆nimas condiciones de trabajo dignas de sus tripulaciones y convertir este ahorro de coste en un factor de competitividad es inadmisible en el mercado europeo鈥.

De hecho, seg煤n los 煤ltimos datos disponibles, las importaciones europeas de at煤n procedentes de flotas del sudeste asi谩tico y China 鈥搎ue est谩n exentas de aranceles鈥 han pasado de representar el 5% en 2012 a m谩s del 50% actualmente. En total, Europa import贸 m谩s de 79.500 toneladas de at煤n procedente de estas flotas el a帽o pasado para consumo interno. En opini贸n de OPAGAC, el agravio comparativo con la producci贸n comunitaria, que cumple con todos los requisitos legales, es abismal. Seg煤n esta organizaci贸n, la aplicaci贸n del Convenio 188 de la Organizaci贸n Internacional del Trabajo (OIT), ya en vigor, debe exigirse a todas las importaciones al mercado comunitario, para garantizar que los ciudadanos europeos no consumen pescado proveniente de barcos 鈥渃on esclavos a bordo鈥 o en los que no se respetan las condiciones sociales m铆nimas fijadas por la OIT.

La sostenibilidad ambiental de la pesca del at煤n

Seg煤n ha expresado la flota atunera espa帽ola durante el congreso celebrado, una vez alcanzados unos niveles de sostenibilidad biol贸gica del at煤n tropical muy aceptables, es el momento de afrontar la sostenibilidad social. Seg煤n ISSF, el 86% de las capturas mundiales de at煤n procede de poblaciones que se encuentran en niveles saludables.

Una buena forma de potenciar la sostenibilidad ambiental de la pesca es trabajar con productos del mar cuya pesca es legal, est谩 regulada y reglamentada. Emplear los recursos de forma racional, y cubrir la demanda a trav茅s de una gesti贸n responsable, que permita la continuidad de los ecosistemas marinos de manera indefinida.

En otras palabras, se trata de aplicar acciones de forma 茅tica, responsable y con el menor impacto ambiental posible.