El MITECO (última denominación del tradicional ministerio de medio ambiente) actualizó los factores de emisión necesarios para realizar el cálculo de la huella de carbono de las organizaciones. El ministerio cuenta con un extenso catálogo de factores de emisión oficiales para combustibles, vehículos, gases refrigerantes y electricidad, los cuales se actualizan cada año.

La novedad más destacable es la ampliación de los factores de emisión para el cálculo de las emisiones de gases de efecto invernadero por separado para el CO2, el CH4 y el N2O. Antes estos factores solamente servían para calcular kg de CO2 equivalente. Con esta nueva actualización podrás calcular tus emisiones directas para cada uno de estos tres gases de efecto invernadero.

Clasificación de los factores de emisión del MITECO

Estos factores se clasifican en tres alcances:

Alcance 1: Emisiones directas

Combustión estacionaria: Gas natural, gasóleo, carbón, biomasa, etc.
Combustión móvil: Gasolina, gasóleo, GLP, etc.
Fugitivos: Fugas de gases fluorados, emisiones de metano de la ganadería, etc.

Alcance 2: Emisiones indirectas de la energía

Consumo de electricidad: Se consideran las emisiones de la generación de la electricidad consumida.
Consumo de calor y frío: Se consideran las emisiones de la generación del calor o frío consumido.

Alcance 3: Otras emisiones indirectas

Viajes de empresa: Emisiones por el uso de medios de transporte para viajes de trabajo.
Bienes y servicios: Emisiones asociadas a la adquisición de bienes y servicios.
Residuos: Emisiones por la gestión de los residuos generados por la organización.

curso de sostenibilidad ambiental

La mayor ventaja es el cumplimiento de los requisitos de estándares oficiales como la norma internacional ISO 14064:2019 y el GHG protocol. Dichos estándares especifican el reporte de los gases de efecto invernadero por separado en el informe. El cumplimiento de los requisitos especificados por un estándar de cálculo es necesario de cara a verificaciones externas de tercera parte ya que la verificación se basa en estándares oficiales

La última actualización incluye los factores de emisión para transporte por carretera especificando tipo de vehículo y combustible utilizado, por ejemplo, turismos de diésel o gasolina y de igual manera para furgones y furgonetas, motocicletas, camiones y autobuses.

Factores de emisión en huella de carbono

Relacionado con las emisiones directas (alcance 1) asociadas a los vehículos, los factores publicados este año incluyen también factores de emisión para el cálculo de las emisiones asociadas al transporte ferroviario, marítimo y aéreo.

La última novedad relacionada con factores de emisión es la inclusión de factores de emisión específicos para el cálculo de las emisiones provocadas por la maquinaria agrícola, forestal y/o comercial. Los factores de emisión han sido actualizados en base al quinto informe del IPCC.

En cuanto al contenido de la herramienta, se incluye un apartado específico para el cálculo de las emisiones de proceso. Un ejemplo de emisiones de proceso son las derivadas del uso de fertilizantes o las generadas por el ganado.

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico dentro de su oficina de cambio climático dispone del Registro de huella de carbono, compensación y proyectos de absorción de dióxido de carbono. En dicho registro se inscriben los cálculos de huella de carbono de aquellas empresas que quieran demostrar sus esfuerzos y compromiso con el medio ambiente a través de la obtención del sello oficial.

Obligaciones

A partir del año que viene, en 2025, para las empresas será obligatorio calcular y registrar de su Huella de Carbono. Una obligación que afecta tanto a nivel nacional, por la Ley 7/2021 de Cambio Climático y Transición Energético.

Pasos a elaborar para un inventario de huella de carbono

Conocer los factores de emisión en huella de carbono es el paso previo para reducir la contaminación de una organización. Una empresa puede implementar estrategias efectivas para reducir su huella de carbono elaborando un inventario. Además, este esfuerzo no solo beneficia al medio ambiente, ya que al aplicar estas medidas, la empresa puede optimizar recursos y reducir costes.

1. Establece límites organizativos y operativos. En la medición de carbono, establecer límites se refiere al proceso de definir qué instalaciones son relevantes, y qué actividades, productos y servicios se incluirán en el inventario de emisiones. Esto involucra identificar emisiones, directas o indirectas, asociadas a sus operaciones. Se definen en tres alcances:

Alcance 1
Emisiones directas, provenientes de actividades llevadas a cabo en la empresa.

Alcance 2
Emisiones indirectas, provenientes de la generación de electricidad adquirida que es consumida por la empresa.

Alcance 3
El resto de las emisiones indirectas, como actividades de la cadena de valor realizadas por terceros y disposición de residuos.

2. Haz un inventario de las actividades de tu empresa: Crea una lista de cada fuente utilizada en su organización y defina en qué instalaciones se utilizan. Al terminar, tendrás una lista de recopilación de datos de toda la información que deberá incluir en su software de huella de carbono.

3. Reúne los datos: Junto con las principales partes interesadas internas y externas, recopilen todos los datos relevantes que ustedes ya definieron. Los datos que no puedan recopilarse deben estimarse utilizando métodos razonables y fiables. Todo el trabajo debe mostrarse y todos los cálculos y la documentación de apoyo deben conservarse para futuras referencias.

4. Valida los datos completos: Comprueba que los datos recopilados y estimados son correctos y están completos.

5. Selecciona los factores de emisión: Busca factores de emisión representativos de una autoridad editorial de confianza y añádelos a tu hoja de cálculo o software de contabilidad de carbono.

6. Calcula tus emisiones: Realiza los cálculos de emisiones en una herramienta de contabilidad de carbono. Valida y comparte tus resultados finales con el fin de informar de manera interna para alcanzar los objetivos de reducción y hacer visible para los clientes y consumidores los cambios que la empresa está realizando.