El hidrógeno es una fuente de energía limpia y renovable con un gran potencial para el futuro. La producción de hidrógeno a partir de agua, conocida como electrolisis, es un proceso que utiliza electricidad para dividir el agua en sus componentes, hidrógeno y oxígeno. Este proceso puede ser impulsado por energías renovables, como la solar o la eólica, lo que lo convierte en una opción de energía verde.

Las plantas de tratamiento de agua son una fuente potencial de energía renovable para la producción de hidrógeno. Estas plantas producen grandes cantidades de agua desmineralizada, que es el tipo de agua que se necesita para la electrolisis. Además, las plantas de tratamiento de agua suelen tener acceso a fuentes de energía renovables, como la energía solar o la eólica.

Proceso de producción de hidrógeno

El proceso de producción de hidrógeno a partir de agua se puede dividir en dos etapas:

1️⃣ Preparación del agua: El agua a utilizar en el proceso de electrolisis debe estar libre de impurezas que puedan dañar los electrodos o reducir la eficiencia del proceso. Para ello, el agua se somete a un proceso de tratamiento que incluye etapas como la filtración, la desmineralización y la desinfección.

2️⃣ Electrolisis: En esta etapa, la electricidad se utiliza para dividir el agua en sus componentes, hidrógeno y oxígeno. El proceso se lleva a cabo en un electrolizador, que es un dispositivo que contiene dos electrodos, uno positivo y otro negativo. El agua se coloca entre los electrodos y la electricidad se aplica a través de ellos. Los iones de hidrógeno se desplazan hacia el electrodo negativo, donde se combinan para formar moléculas de hidrógeno. Los iones de oxígeno se desplazan hacia el electrodo positivo, donde se combinan para formar moléculas de oxígeno.

Las ventajas de usar el hidrógeno como fuente de energía sostenible

Las propiedades del hidrógeno son my numerosas, pero las que mejor le posicionan como energía sostenible son

  • Reduce las emisiones de gases de efecto invernadero: El proceso de electrolisis no produce emisiones de gases de efecto invernadero. Esto significa que las plantas de hidrógeno en plantas de tratamiento de aguas pueden ayudar a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de la industria del tratamiento de aguas.
  • Aprovecha las fuentes de energía renovables: Las plantas de tratamiento de aguas suelen tener acceso a fuentes de energía renovables, como la energía solar o la eólica. Esto significa que las plantas de hidrógeno en plantas de tratamiento de aguas pueden aprovechar estas fuentes de energía renovables para producir hidrógeno.
  • Genera nuevos empleos: La construcción y operación de plantas de hidrógeno en plantas de tratamiento de aguas puede generar nuevos empleos. Esto puede ayudar a impulsar la economía local y regional.

Algunos inconvenientes destacados

El hidrógeno como fuente de energía sostenible no sólo presenta beneficios, también hay aspectos negativos que debn mejorar y esta es la labor de investigadores e ingenieros. Las principales barreras que impiden su desarroollo son el coste y la calidad del agua.

El proceso de electrolisis, que se utiliza para producir hidrógeno a partir de agua, es relativamente caro. Esto significa que es importante desarrollar tecnologías más eficientes para reducir el coste de la producción de hidrógeno.

Las plantas de tratamiento de aguas deben cumplir con estrictos requisitos de calidad del agua. Esto significa que es importante desarrollar tecnologías que puedan producir hidrógeno a partir de agua que cumpla con estos requisitos.